euskalkultura.eus

diáspora y cultura vasca

Noticias rss

Euskara Munduan: ¿Qué impulsa a un joven de la Diáspora a aprender euskera y a impartirlo en su Euskal Etxea? (I)

26/05/2021

Participantes del barnetegi de Euskara Munduan 2021 con responsables del Instituto Vasco Etxepare en su sede en Donostia
Participantes del barnetegi de Euskara Munduan 2021 con responsables del Instituto Vasco Etxepare en su sede en Donostia

PUBLICIDAD

Donostia-San Sebastián. Tras salvar los obstáculos impuestos por la pandemia, un grupo de jóvenes estudiantes/profesores latinoamericanos iniciaba el presente año con un barnetegi de euskera en Lazkao, usando sus días de vacaciones o solicitando en el trabajo un permiso de dos meses. Todo ello con el objetivo de culminar un proceso de formación que les permite impartir clase en sus propios centros, como parte del programa Euskara Munduan del Instituto Vasco Etxepare.

Poco antes de que partieran a sus respectivos países, nos acercamos a cuatro de ellos y les pedimos nos comentaran brevemente su realidad, que nos hablaran de cómo llegaron al euskera, de sus motivaciones para aprenderlo y de los sentimientos que les suscitan esta lengua y el país al que da nombre en Europa. En suma, que nos dijeran qué fuerza o compromiso es ese que les lleva a dedicar al euskera, en sus respectivos países, sus planes, ilusiones y semanalmente horas de su vida.

Estos son los dos primeros testimonios, los de Bego Tisera, de Argentina (San Nicolás) y Christian Etxeberria, de Chile (Santiago). La traducción desde su respuesta en euskera es nuestra.

​Bego Tisera. Argentina

De chica escuchaba en la casa palabras sueltas [en euskera], porque la familia de mi madre vino del País Vasco, de Bilbao. Mi madre nació allá, durante la época de Franco, y no aprendió la lengua. Pero mi abuelo quería que conociéramos el euskera y es así que hizo traer de allí varios libros en euskera bizkaíno y nos los solía enseñar.

Participé durante toda mi vida en la Euskal Etxea, pero nunca se me ocurrió hacer baile o música o cosas así. Pero después de que mis hijos crecieran, vi en la televisión un anuncio de clases de euskera, hace unos 17 años, y llamó mi atención, suscitó mi interés, me apeló. De modo que me apunté y comencé a recibir clases en mi Euskal Etxea de San Nicolás de los Arroyos.

Recuerdo que en un comienzo me resultó muy difícil, pero seguí. Era un grupo bien majo y nuestra profesora, Natalia Hormazabal, ponía tanto empeño y pasión que nos transmitió su entusiasmo. Y me enamoré realmente. Hoy puedo decir que amo el euskera.

En 2013 me inicié en el programa "Euskara Munduan" que entonces llevaba HABE y hoy conduce el Instituto Vasco Etxepare, que te permite ir aprendiendo y de a poco incorporarte a tu Euskal Etxea como docente, con la ideia de que te consolides como profesor/a, llenando en este sentido el vacío que crea la falta de profesores locales en las euskal etxeas. Estudias por internet, con el apoyo varias veces al año de encuentros presenciales. El aprendizaje online resulta un tanto solitario, pero me sirvió para ir superándome y progresando.

Comencé a dar clases a los dos años de empezar en "Euskara Munduan", en mi Euskal Etxea de San Nicolás. Y tengo que decir que fue para mí un paso importante en mi proceso, porque tener que preparar las clases y explicar a otros me reforzó en mi propio aprendizaje.

Conocí la lengua gracias a mi familia, pero posteriormente fui yo quien emprendió esta senda en la que además de aprender, he hecho amigos y he conocido lugares.

Y este año he viajado a Euskal Herria, he visitado sus rincones y he podido hablar en euskera con euskaldunes en su propio entorno. Creo que ha supuesto un desenlace hermoso antes de volver a Argentina y retomar las clases.

De los dos meses que he pasado en el Barnetegi Maizpide de Lazkao, además de lo que he aprendido, me llevo una experiencia inolvidable. Ha sido muy lindo juntarme con mis compañeros/as y con la gente, escuchar el euskera por la calle...

Dicho de otro modo, me ha gustado conocer al euskera y a los euskaldunes en su entorno natural, haberlo vivido por dentro y haberme sentido parte de ello.

Quiero finalizar recordando una frase de un compañero, que comparto: de aquí en adelante pertenezco a dos lugares.

Christian Etxeberria, Txile

Fui educado por mi abuela, por lo que ella fue una figura muy importante en mi vida. Su apellido era Echeverria, pero a decir verdad no sabía gran cosa sobre sus orígenes. Cuando falleció, me interesé y quise averiguar sobre el apellido y cuando encontré que tenía un significado en un idioma que yo no conocía me pudo la intriga y sentí que quería y tenía que saber más y decidí aprender euskera. No solo eso, con el tiempo me cambié el apellido y adopté el de mi abuela.

Estoy contento de ser vasco. No sé, mi vida se ha visto enriquecida y ampliada por el hecho de haberme convertido en euskaldun. El euskera me proporcionado la entrada a un mundo nuevo que antes no sabía ni que existía y que hoy considero que es cada vez más y más interesante, con lazos y relaciones muy potentes.

A través de su aprendizake quise profundizar la relación con mis antepasados, pensé que el euskera sería una buena herramienta para ello. Y conforme lo he ido conociendo he ido enamorándome del euskera. Ello provocó que quisiera compartir esa satisfacción y entusiasmo, por lo que decidí aceptar la oportunidad que me brindaron para iniciar el proceso de convertirme en profesor de euskera.

Hoy día sigo aprendiendo y al mismo tiempo imparto clases en Eusko Etxea de Santiago de Chile. Siento que he conectado con la cultura vasca y que eso me proporciona una mejor y más amplia para mirar al mundo.

Este ha sido mi primer viaje a Euskal Herria. Vine conmovido. He hallado a gente muy maja y todos me han recibido con amabilidad. Hablar en euskera en Chile o hacerlo aquí resulta diferente. Al hablarlo aquí me he sentido parte y copartícipe. Comunicarme en euskera con la gente de la calle me ha hecho feliz. Todo el esfuerzo y el tiempo invertidos han merecido del todo la pena.

[Mañana publicaremos los testimonios de Alfredo Laborde (Argentina) y Laura Moreno (Uruguai)]



Comentarios

  • Diasporako irakasleak

    Zuek bai duzuela meritua! Espero dut aurrera jarraitzea, zuena funtsezko zeregina baita. Zorionak!

    Itsaso (Iruñea), 28/05/2021 15:31

« anterior
siguiente »

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Las más leídas

Últimos comentarios

© 2014 - 2019 Basque Heritage Elkartea

Bera Bera 73
20009 Donostia / San Sebastián
Tel: (+34) 943 316170
Email: info@euskalkultura.eus

jaurlaritza gipuzkoa bizkaia