euskalkultura.eus

diáspora y cultura vasca

Noticias rss

Paul Ygartua, de Vancouver a Gorliz: "Quiero mostrar el orgullo de los vascos, con una imagen moderna"

22/10/2010

Paul Ygartua entrevistado por ETB mientras ultimaba su obra en Gorliz (foto Ygartua)
Paul Ygartua entrevistado por ETB mientras ultimaba su obra en Gorliz (foto Ygartua)

PUBLICIDAD

El artista Paul Ygartua creó el pasado mes de agosto un mural de grandes dimensiones en la localidad vizcaína de Gorliz. Criado en Liverpool y residente en Vancouver, Canadá, Ygartua es descendiente de una familia local y todos los veranos regresa a Gorliz, antes con sus padres, y ahora con sus hijos y nietos. "Mi padre hizo todo lo posible para transmitirnos su cultura y su orgullo de ser vasco dejó una huella importante en mi vida. Ahora considero mi deber pasar esa energía a las próximas generaciones", ha señalado a EuskalKultura.com.

Vancouver, Canadá. El pintor Paul Ygartua, muralista de prestigio internacional, es un trotamundos, pero tanto él como su familia están íntimamente ligados a Gorliz, pueblo vizcaíno del que es originario su padre. Ygartua y su esposa Joanne, además de sus hijos y nietos, regresan cada verano a este lugar, del que Ygartua padre tuvo que huir cuando tenía 17 años, embarcándose rumbo a Inglaterra para escapar del servicio militar y la guerra.

Paul Ygartua nació en Liverpool, donde su padre se casó con una pintora y se instaló, pero jamás olvidó sus raíces y en cuanto la situación política lo permitió comenzó a regresar con su familia a Gorliz cada verano. "Echando la vista atrás, tengo que decir que mi padre tuvo una profunda influencia en mi", rememora Ygartua. "Su fuerza, su orgullo de ser vasco han sido uno de los factores más determinantes en mi vida".

Paul Ygartua

[Paul Ygartua mostrando uno de sus cuadros (foto Ygartua)]

Energía de la creación

Ese orgullo es lo que Ygartua trató de plasmar en el mural que el pasado mes de agosto realizó en Gorliz. La obra, de grandes dimensiones, ocupa la pared del futuro centro deportivo de la localidad. Los murales de Ygartua tienen la peculiaridad de que el artista los crea sin utilizar proyectores, lanzándose a pintar directamente sobre la pared.

"Es más interesante, es un reto. ¡Quién quiere que sea fácil! Quiero experimentar la energía, el subidón del reto", explica. "Así, logro que la gente sienta la emoción y la pasión del artista, que capture ese momento", explica.

Ése es el objetivo del mural de Gorliz: que a través de la energía presente en la creación "la gente sea consciente de ese orgullo de ser vasco, el pueblo más antiguo de Europa", cuenta el pintor.

Pasado y futuro

La influencia familiar ha marcado la vida y la obra del autor, que habla de sus veranos en el caserío Amezaga, de donde era originario su padre y donde hoy en día vive su primo, como "las memorias más bonitas de mi niñez". Su primera visita tuvo lugar cuando Ygartua tenía tan sólo 4 años y además de conocer en primera persona la cultura y el modo de vida euskaldunes, comenzó a pintar al aire libre, acompañando a su madre pintora.

"Los vascos lucharon tanto por conservar su cultura que uno no puede estar en Euskal Herria sin sentir este orgullo y sorprenderse por su resistencia y determinación. Quiero que mis hijos también aprendan que hay un lugar en el corazón al que todo el mundo debe volver y que tengan el mismo sentimiento de pertenencia, de conexión con nuestros antepasados", explica Ygartua. "Creo que el pasado nos guía hacia el futuro".

Compañero de Los Beatles

Unido a Euskal Herria pero viajero por todo el mundo, Ygartua y su familia han residido en muchos lugares, desde Liverpool a Vancouver, pasando por Río de Janeiro o Jerusalén. Precisamente en Liverpool Paul tuvo la ocasión de vivir un momento único, el nacimiento de Los Beatles, con quienes coincidió en la Escuela de Arte.

"Conocí a John Lennon en el Crack Pub, durante un concurso de beber cerveza: una pinta en menos de 4 segundos. Solía acompañar a John desde la Liverpool Art School al pub The Cavern, donde solían tocar a la hora de comer", comenta. "Era un ambiente en el que todo era posible, había talento por todas partes, y todo el mundo conocía a alguien que acabó siendo famoso".

Orgullo de los pueblos nativos

A comienzos de los 70 Ygartua conoció al hijo de un jefe de tribu nativa americana en un barco rumbo a Canadá y comenzó a pintar retratos de nativos americanos en sus murales. "En sus caras encontré fuerza y la pasión de un pueblo que lucha por mantener su identidad, de forma similar a los vascos", explica. "Pinto caras que me intrigan, caras que me cuentan una historia. Me hacen sentir una energía que trato de captar en el cuadro".

Ygartua Natives

[Un mural de grandes dimensiones con retratos de nativos americanos realizado por Paul Ygartua (foto Ygartua)]

"Mi reto es influir en el espectador, hacerle sentir la energía que corre por las venas del autor en el momento de la creación", refiere Ygartua. Los murales, al tener grandes dimensiones y estar permanentemente expuestos al público, amplifican esa influencia, según el pintor. "Crear un gran mural de tema vasco mostrando su orgullo y su cultura con una imagen moderna ha constituido un verdadero honor para mí", resume. 

Paul Ygartua expondrá su obra próximamente en sendas exposiciones en París y Londres. Más información, aquí. Para ver algunas de sus obras, aquí.

 

 



« anterior
siguiente »

Relacionados

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Las más leídas

Últimos comentarios

© 2014 - 2019 Basque Heritage Elkartea

Bera Bera 73
20009 Donostia / San Sebastián
Tel: (+34) 943 316170
Email: info@euskalkultura.com

jaurlaritza gipuzkoa bizkaia