euskalkultura.eus

diáspora y cultura vasca

Noticias rss

Paraguay, país rico...

07/09/2003

PUBLICIDAD

Por María José Atienza (publicado el 07-09-2003 en El Diario Vasco)

Cada tres años, esta mujer serena y a la vez llena de energía visita Irún para pasar unos días de vacaciones con su familia. Siendo muy joven, Mari Cruz Andueza tomó la firme decisión de trabajar para los más necesitados. El destino marcado por las Misioneras de la Inmaculada, su congregación, fue la ciudad de Villarrica, en Paraguay, una zona poblada por campesinos. Desde que llegó, ha desarrollado importantes proyectos para el desarrollo.

¿Puede describirnos la ciudad de de Villarrica, en la que vive?

Es una ciudad de unos 40.000 habitantes, situada a 180 kilómetros de la capital. Está creciendo continuamente porque los campesinos que ya no pueden vivir del campo vienen y se instalan en chabolas. Nuestro gran temor es que se cree un cinturón de pobreza que derive en delincuencia. En Villarrica sólo hay una fábrica de azúcar, en la que se trabaja temporalmente y también hay una Universidad. La gente vive del campo y del comercio o de alquilar habitaciones a los universitarios. No hay más medios de vida. La población se distribuye entre un 10% de muy ricos y un 90% de pobres totales.

Uno de los proyectos que usted ha llevado adelante el el Banco de los Pobres ¿Cómo funciona?

Lo abrimos hace tres años, gracias a la ayuda de un particular de Irún y estamos muy contentas, porque los resultados están siendo muy buenos. Tenemos alrededor de 300 mujeres organizadas con pequeños créditos, con los cuales consiguen realizar una serie de trabajos. Ellas hacen comidas, bordados artesanales y otras labores, las venden y ayudan al sustento de la familia. Antes, para comprar los productos o materiales necesarios para su trabajo, tenían que pedir préstamos a un interés altísimo, del 200% y nunca salían adelante. Entonces, se me ocurrió poner en marcha esta idea, para que todo el beneficio quede en ellas. El banco cumple una doble función. Tenemos a las mujeres a mano para educarlas, enseñarles sus derechos y elevar su autoestima. Yo les hago la broma de que dentro de poco, el alcalde de Villarrica será una mujer. Ellas se ríen, pero en el fondo saben que algún día será posible. El banco solidario tiende a crecer y va a convertirse en una organización muy importante.

Otro de sus proyectos inmediatos es una guardería para los niños de la calle.

Sí. Es un proyecto financiado por el Ayuntamiento de Irún, a través de Behar Bidasoa. Gracias a la ayuda de la gente de la comarca, vamos a conseguir que en Villarrica no haya niños en la calle. La guardería se abrirá el año que viene y acogerá a niños desde uno a diez años. En este momento, hay unos 300 niños en las calles de Villarrica. Yo se lo he dicho muchas veces a los jueces: si ahora que son 300 no ponemos remedio, cuando sean 3.000 como en Asunción, el problema será incontrolable.

¿Son niños huérfanos o abandonados?

No, no. La mayoría de ellos tiene familia. Los mandan a la calle a ver si consiguen algo para pasar el día. Entonces, hacen lo que sea para poder llevar a casa 5.000 guaraníes. Las familias se están acostumbrando a que el niño traiga dinero. Yo estoy presionando a los jueces para que pongan remedio a esta barbaridad. Ellos me dicen: ¿Pero qué vamos a hacer si esos niños son el sustento de la casa? Y yo digo que no, que el niño tiene que estar en la escuela o en su casa y los mayores son los que tienen que trabajar.

Ya vemos su relación de tira y afloja con los jueces. Y con los gobernantes de la ciudad, ¿cómo se lleva?

Ahora, desde que está el nuevo intendente, que es el equivalente al alcalde, bastante bien, porque es el primero que ha dado cuentas al pueblo de su administración. Eso, aquí, parece lo normal, pero en Villarrica no se conocía. Con el anterior intendente, nuestra relación fue fatal, porque la corrupción estaba a la orden del día. Dejó un montón de millones de deuda y seis meses de atraso en el pago de los funcionarios municipales. Todo ese dinero ha desaparecido y el intendente sigue tan fresco. Paraguay es un país rico, pero la corrupción le impide salir adelante. La corrupción es la que lo mata.


« anterior
siguiente »

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Las más leídas

Últimos comentarios

© 2014 - 2019 Basque Heritage Elkartea

Bera Bera 73
20009 Donostia / San Sebastián
Tel: (+34) 943 316170
Email: info@euskalkultura.com

jaurlaritza gipuzkoa bizkaia