euskalkultura.eus

diáspora y cultura vasca

Noticias rss

Conmemoran este viernes en Chile el 65 aniversario del arribo al puerto de Valparaíso del buque Winnipeg, cargado de refugiados de la guerra civil española

02/09/2004

El Winnipeg
El Winnipeg

PUBLICIDAD

Diversos actos conmemorarán este viernes en Chile y Valparaíso el 65 aniversario de la llegada al principal puerto chileno del buque Winnipeg, fletado gracias a Pablo Neruda, y que significó para muchos vascos y refugiados republicanos españoles la puerta de la libertad y de una nueva vida, dejando atrás las penalidades de la guerra y de un panorama gobernado por la dictadura del general Franco. Una parte significativa de quienes llegaron en el Winnipeg desarrollaron importantes carreras en Chile y se incorporaron a su vanguardia cultural y profesional.
Valparaíso, Chile. Este viernes 3 de septiembre se cumplen 65 años del arribo del Winnipeg, un nombre [originalmente de una ciudad canadiense] que desde entonces resuena con fuerza, tanto en el seno de la colectividad vasca como en general en la sociedad chilena o en la colectividad española de Chile. Para conmemorar este 'importante episodio de la historia nacional', tal como lo califica en un artículo el diario El Mercurio, el de más tirada del país, se realizará mañana un acto artístico en Valparaíso.

Según explica el citado diario, la actividad a realizar contempla la confección de un lienzo con una forma que se asemeja a un barco o una ola, del que se desprenderán más de dos mil imágenes que representan, de manera plástica y poética, a los pasajeros de la vieja embarcación que zarpó desde el puerto francés de Trompeloup-Pauillac con destino a Chile, durante el gobierno de Pedro Aguirre Cerda. Este evento artístico, que cuenta con el apoyo del Consejo de Cultura, la Asociación de Pintores y Escultores de Chile y el Gobierno Regional de Valparaíso, está encabezado por el Premio Nacional de Arte José Balmes, quien con apenas 12 años fue uno de los pasajeros de la nave.

Balmes afirma que la iniciativa de Neruda fue un poema en sí mismo "que él creó con seres humanos. Esta acción de arte tiene por objeto recordar esa noble iniciativa y cada uno de los asistentes tendrá la oportunidad de llevarse de recuerdo una de estas imágenes que representan al Winnipeg y a las personas que llegaron en este barco. Y lo importante es que será realizado en el mismo lugar donde fue el desembarco con la participación de muchos de los protagonistas de este hecho histórico".

Según el pintor, la diferencia entre ésta y las celebraciones de años anteriores, será la apertura hacia la comunidad en un intento por dar a conocer la gran hazaña del vate nacional: "Gracias a un chileno en especial, Pablo Neruda, muchas familias se salvaron de morir y hoy contamos con nuevas generaciones asentadas en Chile. Queremos que éste sea un acontecimiento y un homenaje al vate". El artista destaca que la actividad será muy espontánea: "Si bien habrá discursos de las autoridades, la idea es que no sea un homenaje acartonado ni tieso, sino que muy vivo. Se va a juntar mucha gente, desde aquellos que viajaron en este barco hasta sus familiares".

Y agrega que "es un acto muy significativo, porque no sólo se cumplen los 65 años del aniversario de la llegada del Winnipeg, sino que justamente se inscribe en el centenario del natalicio de Pablo Neruda, quien fue alma y cerebro de esta acción humanitaria. Yo creo que va a ser de las últimas actividades públicas del centenario y también una de las con más contenido y fuerza, porque es un poema de vida, al que no se le hado dado el reconocimiento que merece", señala a El Mercurio.

Un movimiento de solidaridad entre compatriotas

Situados en 1939, la llegada en ese año a la presidencia de la República de don Pedro Aguirre Cerda supuso un importante apoyo para los diferentes organismos vascos en Chile. En junio de ese año Aguirre Cerda era homenajeado por Euzko Gaztedija de Santiago, a cuya directiva mostró su interés por recibir a refugiados vascos . El Gobierno Chileno no llegaría a dictar disposiciones específicas que favoreciesen la emigración vasca pero, tanto las instrucciones del Presidente Aguirre Cerda (y los que le siguen en el mandato), como la actitud del Departamento del Ministerio de Relaciones Exteriores, con Carlos Errázuriz y Luis Castellón como responsables del otorgamiento de los permisos, hicieron posible la aceptación de todas las peticiones vascas.

Los primeros exiliados vascos llegaron por sus propios medios. En muchos casos gracias a préstamos realizados por conocidos, amigos o familiares. Sin embargo, fue el viaje del Winnipeg, fletado por Pablo Neruda, entonces cónsul chileno en París, el que más repercusión obtuvo en la prensa y la opinión pública chilena e internacional. El buque, con más de dos mil refugiados republicanos a bordo, salió de Burdeos el 4 de agosto y atracó en Valparaíso el 3 de septiembre de 1939.

“Recuerdo bien aquel día”, señala Pedro de Aretxabala, quien fue delegado en Chile del Gobierno Vasco en el exilio. “Fuimos a buscar a los vascos que llegaron en elñ buque y los repartimos en las casas de familias amigas. Una comisión se había encargado de buscarles alojamiento. Uno de sus miembros fue Santiago Zarranz, también Alberto Etcheverry, presidente entonces del Centro Vasco, Pedro Azula, el industrial panadero baztandarra Fermín Borda... eran del Directorio del Centro Vasco. Fue un movimiento de solidaridad, porque todos éramos vascos, cada cual con su propio modo de pensar y su ideología, pero dispuestos a ayudar a los compatriotas en problemas. Vinieron bastantes, antes y después del Winnipeg. Muchos de sus hijos siguen hoy vinculados a Eusko Etxea y mantienen su sentimiento", señala este vasco nonagenario nacido en 1908 en la localidad chilena de Charravata.


Enlaces relacionados

El Winnipeg en la página web del Centro Vasco de Valparaíso
www.euskoetxea.cl/ahistoria.htm

El clan Artiagoitía, hijos de padres llegados en el Winnipeg
Los seis hermanos Artiagoitía Alti

Fotografía del coro vasco nacido en el Winnipeg
Los integrantes del coro vasco nacido a bordo

Obituario del dr. Luis Mondragón, fallecido en 2003, llegado a bordo del Winnipeg
Se euskaldunizó en Valparaíso, donde fue profesor de euskera

Un testimonio del Winnipeg: el valenciano Ovidio Oltra
El exilio en Chile: testimonio de Ovidio Oltra


« anterior
siguiente »

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Las más leídas

Últimos comentarios

  • Saludos
    Rossana Arza
    Santiago
    23/07/2019
  • origen apellido
    maroa
    argentina
    22/07/2019
  • Eskerrik asko
    Pedro Javier Arriaga Aguirre
    Caracas, Venezuela
    16/07/2019
  • Zorionak
    Pedro Javier Arriaga Aguirre
    Caracas, Venezuela
    12/07/2019
  • VIDEO
    trikimaisu
    11/07/2019

© 2014 - 2019 Basque Heritage Elkartea

Bera Bera 73
20009 Donostia / San Sebastián
Tel: (+34) 943 316170
Email: info@euskalkultura.com

jaurlaritza gipuzkoa bizkaia