euskalkultura.eus

diáspora y cultura vasca

Noticias rss

La revista Anboto entrevista a la vasco-venezolana Itxaso Uzkanga, diseñadora de ropa y objetos en Euskadi

29/04/2021

PUBLICIDAD

En los últimos años ha vuelto a Euskal Herria mucha gente nacida y criada en el seno de la comunidad vasca de Venezuela. Una de ellas, Itxaso Uzkanga, miembro de una conocida familia vasca del país caribeño, ha sido entrevistada por la revista Anboto. Pensando que la entrevista resultará de interés para nuestros lectores, especialmente para la colectividad vasco-venezola, traducimos del original en euskera las siguientes líneas la charla que Itxaso mantuvo con la periodista Aitziber Basauri.

Aitziber Basauri. Olatz Zugasti, África Baeta, Joseba Etxebarria o Ilaski Serrano. Mucha gente famosa viste ropa creada por Itxaso Uzkanga (Venezuela 1977), algo que ella agradece. Aunque reconoce que lo que más ilusión le hace es ver a gente que no conoce de nada vestir sus diseños. "Me llena de satisfacción", afirma.

Te criaste en Venezuela rodeada de cultura vasca, al amparo de tradiciones vascas.
Sí. En casa hemos mamado desde pequeños la cultura y las costumbres vascas. Nací y me crié en la ciudad venezolana de Valencia. Crecí en su Eusko Etxea, rodeada de nuestras tradiciones. Formé parte de su grupo dantzari y como nos reuníamos gente con orígenes en diferentes puntos de Euskal Herria, celebrábamos las fiestas de todos los sitios. Desde pequeña he vivido muy de cerca la cultura vasca.

¿Te consideras una vasca nacida en Venezuela?
Sí, mantengo una fuerte vinculación con Euskal Herria. Mi madre es de Bedia y mi padre de Begoña, en Bilbao. Tuvieron que emigrar a Venezuela, donde nací yo. Aitita fue gudari y amama y ama estuvieron presas en la cárcel de Saturraran. Por parte paterna, mi bisabuelo fue el último alcalde de Begoña. Cuando estoy en Venezuela siempre digo que soy vasca y aquí en Amorebieta, vasco-venezolana.

¿Qué te trajo a Durangaldea? Hemos oído que hubo amor por medio.
Es cierto que algo se cruzó, pero siempre he tenido presente el País Vasco y la idea de venir aquí. Tenía claro que no iba a vivir toda mi vida en Venezuela. La situación allí no era la mejor, y eso me llevó a decidirme y a llevar a cabo una decisión que en realidad había tomado antes. No es fácil. Porque se deja todo atrás, incluida la familia.

Emprendiste un nuevo camino creando la marca Ekin Harriari, haciendo camisetas.
Empecé a trabajar con mis diseños en casa, hasta que abrí una pequeña tienda en 2010. Me inspiro en detalles que me llaman la atención cuando voy a sitios: así creé camisetas con la imagen impresa de las cuevas de Santimamiñe o de la necrópolis de Argiñeta; también trabajé la Cruz del Gorbea en plata... Después vinieron las bolsas, joyas y cristalería y la personalización de ropa de trabajo, siempre por encargo. En 2017 mi compañera Jeny y yo abrimos el taller de confección Telarte, dimos un nuevo paso y empezamos con los bordados.

El año pasado tomaste el testigo de la tienda Jaialdi y confeccionáis trajes tradicionales vascos. ¿Un nuevo reto?
Sí, comenzamos en febrero del año pasado, justo antes de que empezara la pandemia. Trabajamos sobre todo para bodas, comuniones, fiestas... Y cuando llegó la pandemia tuvimos que reinventarnos: empezamos a hacer máscarillas para el Ayuntamiento, para repartirlas en los establecimientos que proporcionaban servicios básicos. Luego vinieron los ciudadanos y comenzamos a elaborar máscarillas con telas para trajes, a cambio de la voluntad. Ahora las hacemos con telas homologadas, para empresas. Fabricamos algunas prendas de vestir, pero sobre todo trabajamos productos personalizados para empresas.

¿Qué es lo más raro que te han pedido?
Hemos personalizado paraguas o carpas y la tapa de la rueda de repuesto de un vehículo 4x4. Vinieron con una foto: un perro persiguiendo a una becada. Algunos encargos de camisetas para cuadrillas en fiestas son también curiosos.

También tienes encargos desde la diáspora.
Sí, de Estados Unidos y Sudamérica. El año pasado íbamos a participar con nuestro vestuario en el Jaialdi de Boise, que se celebra cada cinco años. Pero la pandemia lo ha retrasado todo a 2022. ¡A ver si todo va bien y podemos ir!

¿Te animarás a aprender euskera?
Anduve en ello en Eusko Etxea de Valencia... Los de casa me lo dicen muchas veces. Es un reto que tengo pendiente abordar...

(entrevista publicada en la revista Anboto aldizkaria el 27-04-2021)



« anterior
siguiente »

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Las más leídas

Últimos comentarios

© 2014 - 2019 Basque Heritage Elkartea

Bera Bera 73
20009 Donostia / San Sebastián
Tel: (+34) 943 316170
Email: info@euskalkultura.com

jaurlaritza gipuzkoa bizkaia