euskalkultura.eus

diáspora y cultura vasca

En otros medios

[De Olivos (Argentina) a Algorta y viceversa] Juan de Aranoa, un muralista entre dolores (en Deia)

02/04/2021

En 1958 ejecutó los murales del Palacio de la Diputación de Bizkaia

Enlace: Deia

Jon Mujika / Bilbao. Oigámosle en uno de los textos que dejó escrito para un catálogo de su obra. "Ante ustedes queda mi obra actual. No sé por qué lo que pinto con más frecuencia es el dolor, o motivos emparentados con él, o elementos simbólicos con escenas de enmascarados. Tal vez eso sea lo que me emociona: el dolor acumulado del oriente extremo al lejano occidente; la gente que lucha trabajando en los mares y en las tierras por su diario sustento y el de los suyos. Ellos, con sus preocupaciones, sus enfermedades, sus cárceles, sus lamentos y las guerras que desgarran los cuerpos y las almas".

Cuentan las crónicas que cuando apenas contaba con veinte años de edad, en 1920, recibió una beca de la Diputación de Bizkaia, lo que le permitió residir en París durante un tiempo, ampliando sus estudios, al igual que otros tantos artistas coetáneos vascos.

De vuelta de París, expuso en la muestra organizada por la Asociación de Artistas Vascos en 1925, con éxito de crítica y público. Dos años después, en 1927, ejecuta los murales de la capilla de los Trinitarios de Algorta, así como la del Hospital de Zaldibar en 1928, lo que hará que se le empiece a conocer como muralista de gran nivel. Ese mismo año contrajo matrimonio con Concha Zulueta, con la que tuvo siete hijos e hijas, las dos últimas nacidas en el exilio.

Entre 1927 y 1930 siguió exponiendo en las muestras que anualmente organizaba la Asociación de Artistas Vascos, lo que le sirvió para labrarse una cierta fama entre los artistas de la preguerra, mientras sigue pintado murales. Así, en el año 1934 decora, juntamente con Genaro Urrutia y Martínez Ortiz de Zarate, el popular restaurante bilbaino Luciano. También decoró la cafetería El Tilo, en pleno Arenal bilbaino.

Su posicionamiento vital le llevó en 1937 al exilio, en concreto a la República de Argentina. Entre 1937 y 1939 participó en la embajada cultural vasca Eresoinka, en concreto en el diseño gráfico de la obra Gernika. Durante su exilio viajó por diversos países de América, exponiendo incluso en Nueva York en 1949. Cabe destacar su participación en la Exposición de Pintura Vasca que organizaba el Denak Bat en el Casino de Mar del Plata. Tras doce años de exilio regresó a Bilbao en 1949. Durante un tiempo instaló su estudio en la Torre Ertzilla de Bermeo. Los últimos años de su vida Aranoa trabajó en Mundaka, viajando continuamente de Olivos (Argentina) a Algorta y viceversa. Antes de morir estuvo trabajando en un nuevo Vía Crucis, en el que los soldados romanos, dicho sea a modo de curioso ejemplo, eran sustituidos por otros con uniformes militares contemporáneos.

Protagonista: Juan de Aranoa.

Gesta: Considerado, sin obviar por ello sus otras facetas de creador, uno de los grandes muralistas vascos Juan de Aranoa nació en Bilbao, el 27 de enero de 1901, y falleció en Olivos (Argentina) el 3 de junio de 1973. En 1958 ejecutó los murales del Palacio de la Diputación de Bizkaia.



« anterior
siguiente »

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Las más leídas

Últimos comentarios

© 2014 - 2019 Basque Heritage Elkartea

Bera Bera 73
20009 Donostia / San Sebastián
Tel: (+34) 943 316170
Email: info@euskalkultura.com

jaurlaritza gipuzkoa bizkaia